viernes, agosto 15, 2014

V T - C V

Vamos, juega, vives¿?
Mi reto no es cómplice, mi reto no es complejo,
vamos, juegas, vives¿?
Ponte de pie, grita tus miedos,
vamos, juegas, vives¿?
Es simple lo ves, es tuyo lo sabes,
vamos, juegas, vives¿?
Tu tienes la libertad ilusa, tu eres la energía inconclusa.

Todos nos rodean y la sangre nos revienta,
vivimos el segundo a minuto, el ciclo del tiempo
no nos mantiene limpios.
Vamos en la locomotora del fin, viene la muerte y la simpleza
ya no tiene razón, la vida se nos muere y la muerte se nos acaba
ya usted no ríe y la culpa lo guía, hacia un boleto, hacia una bolsa,
hacia la compra y hacia la venta, hacia lo que nos revienta
y hacia lo que nos tienta. Vamos, juega, ríes¿?

Creíamos en el árbol, en el sol, el viento y el pasto,
creíamos en las olas, en el atardecer, creíamos en los besos.
Creíamos en la lechuga y el limón, en la mezcla de la tierra y
el agua, que eramos todos uno y unos parte de todos,
en la música y el son, en las letras y la poesía, en los trofeos y las animitas.
Creías y volvías a creer, ante la mentira volvías a creer, ante la bofetada
volvías a sentir, ante el abuso volvías a creer, ante el robo volvías a creer,
ante la lujuria volvías a creer, ante las llamas volviste a creer.

Vamos, juegas muerto.
Tu ataúd y tu cruz, el vejamen y la sangría.
Vamos, juega! Ya estas muerto.
Ni tu lagrima de polvo ni tu grito sordo.
Vamos, resucita si ya estas muerto.
Acá ya no te escuchamos, ya mi mercado te olvidó,
ni de rodillas ni de torso, ni con llagas ni con pus.

Muero.

jueves, mayo 29, 2014

Juegos

El juego de la soledad, no requiere fichas,
ni sorteos, no requiere compras ni ventas,
la soledad busca tu encuentro, no eres tu,
ni soy yo, la soledad no es solida, ni liquida,
menos plasmatica, pero es mi soledad, cubierta de
compañía, soledad no es abismo, soledad es creencia
de sobrevivir en uno mismo, con uno mismo, siendo siempre uno mismo.

El juego de la verdad es mas parecida a una ruleta,
numeros tras fondos rojos y negros, una bolilla
buscando el final, y el oyente jugador esperando que su verdad
sea elejida por la suerte, elejida para el regosijo, elejida
para no llorar la perdida, para que las fichas hayan sido
bien puestas, la verdad no es unica, son varias, y esperan por el apostador,
para liquidar su apuesta y doblar su tranquilidad.

El juego del amor, al parecer es una guerra,
que por ser guerra, se desarrolla en pequeñas grandes batallas,
unas bien duras, unas mas que otras,
y ni el cuerpo, ni la mente resisten por siempre esas batallas;
por mi lado, y sin caer en la cobardia,
prefiero ir a la trinchera de la desolacion,
y no tener que explicarme en el futuro, el por que me deje acribillar.

lunes, mayo 05, 2014

De la Cima

Des montagnes colossales migrent vers tes frontières, en clôturant et en protégeant tu une faiblesse si masquée, moi utopiste regarde depuis le sommet, en espérant être le gardien de personnalité si dispersée.

Colosales montañas migran hacia tus fronteras, 
cercando y protegiendo tu tan enmascarada debilidad,
yo iluso miro desde la cima,
esperando ser el guardián de tan
dispersa personalidad.

Ellos

Entre sabanas de nylon se sacuden los dos,
cobijando lo irresuelto, lo indómito y lo impago.
entre la pequeña ventana y la puerta dispareja,
bailan la locura y la naturalidad, de frente y de espalda,
sin miedo, ni tiempo, ni trampas, ni espadas.

Ella, singular y verdadera, grande en su pequeñez,
de caminar rápido, de pasos en falso
y de futuros aciertos, de calma y prisa,
de prosa angustiosa, de risa sublime
de nacimiento y precioso crecimiento.

Él, la recorre sin cerrojo, la reconoce,
le habla, la espera, la explora con un ojo
y con el otro la observa, la quiere, le entrega,
le habla de locuras y sin sabores, le muestra
lo obtuso y lo que no cambiara jamás, la odiosidad.

Ella, lo quiere, le entrega cada rincón de su piel,
para que las palmas de él no se censuren y con
gloria de atardecer arrebolado y de rojo intenso
busquen hasta el ultimo espacio sincero de su piel,
le habla de futuros cercanos, de certeros deseos.

Él, se cuestiona la vida, el todo, se preocupa del fin,
de no tener certeza de las cosas reales, de la irrealidad,
le complica la sucesión de echos, los que terminan figurando
como su historia personal. Sus huellas son profundas algunas,
apenas perceptibles otras. Ni genio ni loco, irresuelto.

Entre amores invisibles y tortuosos, ambos han caminado,
ahora por las calles se les ve bailoteando sobre tumbas
pasadas, engreídas y alocadas, suicidas y gloriosas,
bajo los últimos días de una primavera extraña,
con el inmenso sol de un verano sureño, y abrazando un frío otoñal que ya comienza a arder.

martes, marzo 04, 2014

Congojas y miedos ante el sufrir

Ya no veo la fortuna robusta de tu sonrisa,
me cuesta encontrar el ruido inmenso de tu alegría,
busco emanciparme de mi dolor, por ti,
de lo brusco de la realidad, de tus lagrimas, de tu dolor.
Y vengo con la savia nueva, en mi mano se aferra quien de la sangre nuestra proviene,
con su sonrisa invade mi dolor y por un momento lo revuelca junto a la alegría,
me despierto, veo su sonrisa, me duermo y escucho tus llagas convertidas en gemidos dolientes,
y en mis ojos se acongojan las lagrimas censuradas,
por mis ansias de verme fuerte, roca, enfrentándome a tu fuerza, la que no tengo.
 
Y mis discursos paranoicos de vida y muerte, quedan en nubes lejanas,
de tanto hablar la acción me frena en arena, en ripio, en carne seca
¿donde iré a parar? ¿donde iremos a parar?
¿pararemos?
¿somos carne? ¿Somos huesos y herida?
¿vivimos para esto?
 
Mis zapatos se llenaron de cemento, de hierro pesado,
por que eres mi vida al darme vida, y miedo es el que siento,
miedo de verdad, del que no deja dormir, del que arrastra el pensar
miedo de verdad, del que no deja caminar, del que pulula hasta en el reír.
Aunque sonrías y tus dolores acabasen, aunque este ciclo luego en un
ciclo lejano se vea como otro ciclo en pasado, aunque tus dolores
solo sean por lo cotidiano, por lo mundano y lo irreal, aunque tus ojitos
brillen otra vez en el atardecer final del sur, tu sur amado, tu lluvia contrariada,
aunque ya no veamos mas este río que hoy te acompaña, aunque
esto parezca acabar, nunca dejare de sentir el dolor que hoy vivo, ni el miedo que hoy me envuelve,
por que este dolor que vives ya lo vives, ya sufres por tus llagas,
por que ya siento hoy la injusticia de tu sufrir, por que ya hoy
me siento egoísta en pensar que no debiste nunca sufrir lo que
hoy lloras, lamentas y retuerces.

lunes, noviembre 25, 2013

LAS SABIAS EXISTEN

Te recuerdo en el brote de un pensamiento,
tan intensa como antes, tan fucsia y rosa.
Te metes entre mis recuerdos de sabanas solas, acompañadas,
tan lejana saltas, tu voz repica, remuerde, resopla. Te recuerdo.

Engañador y traicionero me pongo, en el pensamiento,
cuanto quisiera serlo en cuerpo, volver a rozar tu respiración.
Mentiroso y embustero me siento, en cuerpo,
hiere la mirada fija, escondo mis ojos lo mas que puedo. Se sabrá.

Un segundo que no es tal, tú no estás ni a uno ni a mil metros.
Un minuto inexistente, juegas a aparecerte, juegas y ríes.
Una hora que ya no es, tu voz, tu voz, por mil veces quiero tu voz.
Un día que lejano esta,  mi mano en tu mano, como explicar ese momento. Lo sabes.

Y el sufrimiento de tus ojos, el sufrimiento de tu mente, tus ojos llorosos,
y yo sintiéndome herido, dejado, olvidado, me miraste y me lo pediste,
te vi y no lo hice, me perdí en la sosegada experiencia individualista y
hoy que ya no estás, regreso en vísceras y en sombra a esos instantes,
vuelvo y sin más veo tu pena, sin más veo mi ignorancia emocional,
sin más vuelvo a verte ir, vuelvo y no vuelves, cambias tu desolación por
profunda soledad. Fuimos certeros, fuimos la mezcolanza de la enajenación estructural.

Y la escritura se burla de mi, se burla mi mente creadora de esperanzas que solo flotan.
Te vi partir, volteaste la cara y te vi partir. Mis ojos en tu espalda sabían
que caminabas junto a la pena, que me amabas y que creías en mí.
Que creías en mi y que me amabas, que en el final de nuestro camino decidiste bien.

martes, noviembre 05, 2013

MI DIA, MI VIDA.

No existen palabras simples, ni complicadas. No existe la consecuencia, creerlo es inconsecuente con uno mismo, con el Ser.

No sé qué año mismo era, el entorno sin embargo era más natural, violado, pero natural o por lo menos no costaba nada encontrarse con árboles en medio de la urbe, se podían cruzar pampas sin temor a encontrar un gran cerco, o una gran villa exclusiva, quizás se encontraba un “futre” furtivo, solitario, de personalidad agresiva.  En retrospectiva creo que el entorno no tan solo nos afecta o suma o resta  directamente a o en nuestro carácter y nuestra personalidad, si no que, más importante aún, nos diferencia enormemente de nuestros símiles actuales, de los infantes de la edad media, y esos se diferencian de los de milenios atrás y nosotros somos, agredidos por el entorno, diametralmente distintos a todos ellos también. Lo difícil es cuando el “alma” sufre internamente también esa diferencia generacional entre pares contrapuestos y extemporáneos.

Había sol, ese sol de rayos amarillentos, el que se diluye entre las pestañas y refleja la belleza propia en sombra, sombra que nos muestra la modificación que sufrimos o gozamos, no es lo mismo una sombra en el suelo a una en un matorral. Había sol, y solíamos recorrer la pampa de cabo a rabo, de abajo a arriba, era nuestro patio, nuestro jardín, nuestro campo de batalla, era nuestra imaginación, nuestra cancha, era nuestra aventura, era en su minuto, simplemente el cerro, nuestro pasaje a la playa, aprovechando los pocos días veraniegos que la ciudad nos entregaba, a diferencia de hoy, ya que el verano es capaz de entregar un mes completo de sol. Eso es un cambio en el entorno. Fuerte, rudo, en la cara.

Ese día era cualquier día de un ciclo vivido, cualquier día de esos de sol que viví por algunos años, ese día viajé infinitamente en mi mente, admiraba las nubes, las empecé a amar, a sentir, ahora las necesito, no hay manera de no sentir deseo de abrazar una buena nube compuesta o de diluir la mente ante una nube difuminada, su contorno, su contraposición ante el celestino cielo, ante un pájaro oscuro que se ilumina con un fondo tan perfecto como el que un nube revela. Esos días yo no jugaba, yo vivía, elegía vivir y gozar, mis sentimientos eran fuertes, concluyentes, amaba ser yo, despreocupado de lo Magno, respirando hasta la medula el detalle, ese día perseguí mi bote de madera que navegaba en el estero, ese día respiraba el viento que calaba mi nariz cuando bajaba a toda velocidad el cerro sobre mi bólido trineo de madera. Ese día era cualquier día, pero eran mis días, sin censuras y sin permisos, era el entorno y era yo, y yo era el entorno del entorno, y sé que él disfrutaba de su entorno.

Y esos antiguos entornos ya no están, son, pero no están o incluso están pero ya no son, sufrieron y así lo siento, sufrieron para transformarse en el entorno de otros, y ya nunca volverán a ser lo que fueron, por que ahora son lo que son pero para otros que no soy yo. Y esos otros no serán como yo, ni pensaran lo que yo, porque su entorno, si bien esta donde estaba el mío, irremediablemente es otro entorno, el árbol ya no es árbol, el estero ya no es estero, las murallas que no existían ahora sí, tienen censura natural, la censura al camino libre que alivie los muchos días de sol que los otros y yo vivimos, ahora les crearon entornos virtuales, cegados “disfrutan”, ahora compiten, su entorno los compite y elimina al perdedor, ahora hay miedo, miedo a disfrutar lo que más tarde seguirán acabando, miedo a vivir, a despreocuparse, miedo a pensar que hoy es tu entorno y mañana, entregado a otro, ya no será el tuyo, y ese dolor, para los otros, es innecesario vivir y sentir.

Estoy incomodo, hago un pequeño movimiento y sigo incomodo.

miércoles, octubre 09, 2013

Lunas y Pájaros olvidados serán.

Dulce asesina procuradora de tus miedos,
ennegrecida al final por tu aberrante simbiosis de olvido y ocupación afectiva, corporal.
Tu técnica incólume, de basura emocional, de colapsada verborrea,
dulce olvidada, errónea manera de olvido, entrégate equivoca, te mantendré en mi asco.

En cuatro líneas caerás en el recuerdo, en 8 párrafos mantendré tu inocuidad futura.
Como un gitano maldigo tu ergonomía, maldigo en fondos con patas carnudas,
ojos de sable, labios de Nikita, asesina por naturaleza, escondida en retorica,
pulcra en tus movimientos, brutal, una vez más, brutal.

Enfrasco tu insolencia, la conservo en líneas atrevidas
la puliré, masajeare cada imagen corrosiva, cada miedo aceptado
y sin anestesia azotado contra la pared de un hogar inventado,
de un espacio asaltado, violado, gritado, llorado, dopado severamente.

Nunca la imaginación nos entrega el final completo,
por más esfuerzos que hacemos jamás tendremos el desenlace crudo
de piel roja, viva raída de sus terminaciones nerviosas, con sangre
con dolor y fiebre, con muerte de lo sin muerte, a mortis, con olvido desarropado.

Y sin embargo acá estoy, golpeándome con cada invento,
con cada espacio que recuerda lo peor, las salvajes imágenes que arrodillaron mi semblante,
las palabras son lo que son, las imágenes mucho más de lo que son,
las imágenes son infinitas, por siempre conformando el cuadro, calcan la liviandad, las plegarias.

Y del caos respiro, y de él intento aprender, de absolutismos o eternos
y simples momentos rotundos, momentos del no yo, del si tu, del complejo
panorama que acrecientan el hastío; el objeto vida
perpetuará la duda, el objeto muerte toma su historia y la precipita a ella, en ella.

Compañera de horizontes lejanos, compañera que olvidará hasta pájaros danzarines
sobre un mar bienaventurado, lleno de vida, lleno de inmensidad.
Y fácil será olvidar entonces, la ida del sol, anaranjados atardeceres, corrientes de aire
tibio que nos enmudecían, flores y arboles que nos abrazaron, olvido es muerte.

La luna se olvidara también, inmensa recordándonos que ahí estábamos, vivos.
El café, el cigarro, la comida, el llanto, la risa, el andar, el envolvernos a rabiar,
el recitar, mis miedos, tus ganas, tus miedos, mis alegrías, las historias,
el manjar, la recuperación continua, el pan, la luna y aquellos pájaros se olvidarán, certeramente morirán.

martes, setiembre 24, 2013

Recordar el Olvido Imperante


Ya son 40 años, han pasado 40 largos/cortos años, y siempre he sentido que en $hile nunca se hizo nada, los miedosos callaron, los torturados murieron, los cobardes arrancaron, los asesinos rieron… Algunos dirán que hay que olvidar, los otros de que hay que avanzar, y otros tantos de que no hay que perdonar. Olvidar – Avanzar – Perdonar. ¿Pero donde están los que ríen y se alimentan de los 17 años de oscurantismo y sangre? ¿En qué lugar dejaron su semilla y esperaron tranquilamente su germinación?... Los políticos asquerosos sacaron su tajada, y aun la siguen aprovechando, se aprovecharon de un pueblo inconsciente, y ahora se aprovechan de un pueblo dormido, casi aletargado, casi drogado, casi olvidado.

Violencia, maltrato, violación, acribillados, torturados, asesinados, rotulados, sumergidos, quemados, ensangrentados, entristecidos, electrocutados, comidos, penetrados, vaciados, miserables, perdidos, deshumanizados, y sin embargo olvidados, sin miedo entregados, sin memoria, sin risas, sin sentido, sin mensaje, sin memoria, sin memoria, sin memoria.

Brigadistas de la muerte, ocultos mostrando el terror, ocultos matando al vivo, vivos viviendo de muerte, vivos sufriendo la muerte, vivos sin memoria, holocausto caníbal, holocausto de muerte, charcos de sangre, lluvia de yagas, ruidos guturales ensordeciendo el alma, la vida se pierde, la vida no es mas que vacio, la vida desolando, la vida vacía, vida entregada a las mazmorras de sicópatas asesinos.

Son 40, 100, 500, millones los ciclos de creación apestante de humanidad, palabra tan necia como bondad, tan rutinaria como modernidad, tan abismantemente insignificante como libertad.

Ni les creo ni me creen, ni les compro, ni me venden, ni miedo les tengo ni nunca les tendré, son 40 años, son 35, 13, 7 años ó 1 día... encerrarse en el olvido y en la ocurrencia de pensar en hechos innecesarios, lo único que construye es cimientos para lo que ellos nunca olvidan, generar doctrinas absolutas, enseñanzas equivocas, falsas creencias y eternos dogmas.

Moriremos corpóreamente, siempre, bajo el somnífero momento nocturno o sobre nuestros propios vómitos asertivos de eterno hastío hacia lo que nos rodea, moriremos, más temprano o más tarde, pero a tiempo moriremos.

ACOPLE

No utilizas las huellas, no las tuyas propias, no las utilizas por qué no son proyección,
y sabes que quedaron atrás, que esas huellas van tras de ti, te rodean, ya no vacilan, te recuerdan.

Pasajeros son los dolores, no son recuerdos siquiera, son dolores, son serpientes que rodean
tu pectoral emoción, serpentean tus dolores, sin ser recuerdos serpentean en tu emoción.

Vida de música, recuerdo la melodía, la de pieza oscura, la de atardecer solitario, viendo
como el sol se marginaba del día y se disponía a replicar su luz certera en lejana tierra, lejano mar.

Miraba la lluvia, hasta que comenzó a entorpecerme, a volverse  mi rutina, volviéndose ella misma la rutina oscurecida, el agua turbia que enrarecía mi luz y des-cargaba mi No-Yo, Ja! No era ella, la lluvia.

El cerro acompaño años de saltos, de carreras, de simular guerras, el oscurantismo patriótico nos confundió, éramos niños y nos tomo como posibles seguidores de un atentado asesino, no lo fui ¿lo fueron?

Subí, subo, las paro, a veces no las pago, ni las pagué. Me llevaron, me trajeron, dormí atónito de alcohol o de cansancio, desperté perdido en ellas. Las conozco y las necesito y sus letreros siempre me sorprenden.

Verde, ella es verde o por lo menos ahora lo es, lleva mis penas, mis alegrías, mis cegadas elecciones, mis humanas insolencias, mi lápiz. Hace un rato es ella la que me acompaña hasta en los momentos en que grito mi egoísmo más abismante, ese que derrota cualquier cualidad ajena.

Cuando sumo, multiplico; pero cuando mis acciones restan, termino dividiendo-Me.

miércoles, febrero 06, 2013

Hasta El Horizonte Compañera.

Me miras, veo en tu circunferencia el placer, tus gemidos me llevan,
me lían, me envuelven; tus estrellas me siguen, me iluminan, me excitan;
nuestro silencio tiene límites, nuestra libertad crece sin límites;
nuestras cárceles parecen ser derribadas a punta de cariño, de abrazos, de infinitos besos.

Mis ganas, las tuyas, se unen, se envuelven y se cuajan,
subo por tus piernas y bajo cálidamente besando los espacios infinitos que tu cuerpo me regala,
bajo despacio, subo lento, beso tus labios, me refriego el amor que me entregas dispuesto a mas,
y me dispongo a despertar mirando tus relieves, tus gotas de libertad, tu goce en armonía.

Aprendo de tu belleza, de tus convicciones, aprendo de tus manos,
de tus ojos empequeñecidos susurrándome el amor nacido, susurrándome cariños aprendidos.

Entregué mis proyecciones al cosmos, hace un tiempo se las di para liberarme de trancas,
y entre las galaxias infinitas apareciste recalcitrante, fija en tus ideas. A tomar mi mano.

Ya no tengo dudas, increíblemente se liberó mi mente como se libera una mariposa en el límite exacto entre ser una oruga y un multicolor libre y volador, así me liberé. Con tu mano en mi mano, ya no pienso en "ellos", pienso en nosotros derribándolos a "ellos", a esos otros que no seremos nunca nosotros. Hasta el horizonte compañera, entonces ahora hasta el horizonte y mas allá; sin dudas, con certezas; sin miedos, con amores; sin trancas, con libertades; con mas besos, con mas abrazos, con mas caricias, con mas noches liberadas, con mas paisajes furibundos, con mas tardes interminables, contigo, junto a ti, junto a ella.

"Cuando caigas en mi charco voy a sumergirme en vos"

martes, enero 22, 2013

Intransigencia brutal de asesinos emocionales.

Desaparecer de la búsqueda, conciliar el sueño, amordazar el infierno,
confundir al remordimiento, apaciguar a los sulfurosos pensamientos,
revolver la lejanía, amarrar las suspicacias, vomitar las culpas.

Desenmarañar la oblicua imagen del pasado ya no vivido,
buscar el antiguo camino futurista que nunca vivirás,
remodelar las fallas estructurales de tu desenfrenada y equivoca mirada.
Culpas tienes, culpas a las que no miras, a las que, egoísmo en la mochila,
muy ligeras transportas. Culpas tienes, llantos, odios y errores de fondo.

Yo no te miraré más, ya nada hará que como antes, te explique el camino,
te lo indique e ilumine. Ya no te callé más, ya no te volví a callar, solo me callé.

Corriste, te vi correr, reíste, te vi reír, los culpabas, los vi inocentes, limpios.
Ya no hay preguntas que responder, ya no hay quejas, no hay salidas ni entradas,
mira a tu espalda y guarda de nuevo en tu mochila que te acompaña, guarda tus salidas.

Ya terminas de andar, y ahora solo te queda vivir cegada por el sistema y sus estructuras,
te camuflaras en ciertas vidas, intentando ahuyentar nuevamente tus miedos, y podrás gritar libertad,
pero la libertad encerrada en tu calavera amordazada con materia poco-gris, sabrás caer y llorar.

miércoles, enero 16, 2013

El galope de los muchos otros.

Y ni la ligera brisa hacia mas liviano su andar,
ni siquiera los monumentos que se vanaglorian de la suspicacia de algunos.
Y ni la sombra de su monstruosa alma permitía frenar,
el calor absoluto del galope azoteador de su liviandad mental.

Corrían los años miles, corrían a mil por hora, segundos,
llegaban de segundos y de últimos, nunca de primeros.
Ni nadie los esperaba, caían y caían, en su precipicio,
caían y caían, en sus cárceles, en sus cementerios.

Muchos otros hacían de vocal, otros de letras, miles otros de números,
en un momento no existente, se miraron, lloraron, lloraron y se miraron.
Los otros, amielaban sus escamas para no oler como fétidos pescados,
endulzaban su caparazón, antes bañada de odio, sangre y abuso.

Los ladridos fueron profundos, ensordecedores, de una rabia contenida,
ya no serían ellos los que recibieran latigazos, ya no serian ellos los quemados.
Se fundieron en dolor y nacieron en la lucha de volver a ser, ser de ser, de ser un ser,
y comieron sus mieles y robaron sus dulces, nuevamente vieron las escamas de esos otros.

Corrían los años miles, corrían y corrían, ya nadie podía parar, el galope de los muchos otros.

domingo, diciembre 23, 2012

Celebradores agobiados.


Ayer celebrabas patriotismos ajenos,
inventados para despistarte, para engañarte.
Vestías de sombrero y pantalón bien planchado,
peinabas tu bigote como lo harían para tu funeral.

Cantabas himnos de gloria y majestad,
con tu pecho inflado de soberbia
esperabas la carne, la ensalada y la empanada,
te embriagaste por ellos, consumiste por ellos.

Ayer dormitabas del alcohol, del sudor y
de tu satisfecha alimentación a la espera de que
tú patrón, diera la orden de un desfile militar
amargamente verde, abstractamente oscuro.

Proliferan cada año los elegantes dueños de tu vida,
te dan un sistema para que de él vuelvas a tomar lo que mas deseas.
Bolsas te rodean llenas de egoísmo, individualismo, consumismo,
y ya no eres tu mismo, ni tus mismos son los mismos.

Hoy olvidaste el patriotismo, esa hora ya paso, pero el ismo no acaba,
porque hoy vuelves al consumismo que te regala el capitalismo,
hoy tu regalas tus falencias, tus inadvertencias y tus ausencias,
envuelves en papel multicolor el oscurantismo de tu alma.

Te rodeas de símiles entes disfrazados de gente, juntos le dan normalidad
a la brutalidad de la escena que rodea y te patea, que te encierra en el claustro,
sin pensar en el de al lado tu también pateas, tu también rodeas y
cansado y cabizbajo recomienzas el circulo de la idea manipuladora que ya te rodea.

Esperas el día, esperas tu turno para que tanta caminata sea recompensada,
otra vez con una comida, con una bebida con un alago imprudente, indecente y vacío.
Te sientas en el borde y las risas retumban en tus vacías ganas, en tu retardado concepto.
Llego la hora tan rápido como querías, llego para irse, para reírse de ti, para burlarse siniestramente.

Ya llevas años en lo mismo, ya llevas ciclos sintiendo lo mismo
y los mismos ciclos llevas sin mover ni siquiera un dedo,
ciclos sin cuestionar ni la forma ni el fondo, ciclos siendo engañado por
ellos, que celebran como tú, que celebran gracias a ti, a tus ganas y a tu sudor.

lunes, noviembre 19, 2012

Ya no hay salida.

Locura encerrada en tu circunferente cabeza,
que retumba y te apabulla,
que no te consuela ni se escabulle,
locura fugaz o eterna, melancólica, imaginaria.

Caminas con ojos negros, con semblante lerdo,
te rodeas de viejas quimeras, de antiguas enseñanzas,
creas verdades para ideas ajenas,
mientras el sistema al que ignoras, con fuerza te consume.

¿Para que miras al "iluminado"?
¿Por que confundes "verdades" con conceptos?
¿Cual es la idea de tanta palabrería?
¿Como mides tu vida, tus ideales, tus "ganancias"?

Vivir, morir ¿Que simple no?
Comer, cagar ¿Que perfecto no?
Amar, olvidar ¿Que complemento no?
Oído ocular, tacto vocal, olfato sensorial.

No sacaras nada siguiendo a "Señores" invisibles,
de conceptos intangibles, castigadores,
que solo buscan tus "culpas", para que
canceles con "plegarias" con "fe", si, invisibles todas.

Ya no hay salida, el aislamiento solo es una
pequeña y momentánea ventana. Por que otros
seguirán sufriendo para pagar
la satisfacción abyecta de otros, esos que
no somos nosotros; esos que son servidos
con alimentos de nosotros, divertidos
con bufones que somos nosotros, emocionados
con el arte realizado por nosotros, falsamente
conmocionados por las matanzas entre nosotros.
Ya no hay salida, ni alineaciones planetarias, ni
conciencia; ni venidas, ni llegadas, ya no hay salida.


Retornar

Retornar es recordar, es volver al imaginario de volar en terrenos antiguos, nuevos, con nebulosas y espejismos de brindis ya vividos, es moldear antiguos pasos y dar contorno a otras huellas.
Retornar al lugar que te vio reír  es valorar los recuerdos, los besos ardientes de amores amados, de cariños risueños esperando una caricia, esperando que vuelvan las manos temblorosas, las palmas sudorosas y la piel tibia.
Retornar es no olvidar, no olvidar que somos sentimiento, que en el pensamiento no existe el olvido y que el olvido no es escudo de señores amantes, por que quien fue amada, es un tesoro enterrado, un tesoro que no olvida que fue amada, con la misma intensidad con la que ella amó.
Retornar al espacio y al tiempo sin miedo a perder, es tener la certeza de que no existe ni tiempo ni espacio, ni mapas ni relojes y que lo inconcluso nunca lo estará definitivamente si en la conexión inmensa del querer, existe la capacidad absoluta de comprender, recordar y retornar.

lunes, octubre 08, 2012

Ventana Escape.

Desperté mirando el vacío inconcluso,
la ventana cerrada con mis miedos y mis infortunios
me declara la guerra noche a noche,
fugaces películas le hacen compañía a la ventana
y un torrente de frío baja por mi espalda,
me embrujan mis culpas y serpentean por mis piernas
las sudorosas y enmarañadas quejas corporales.

No quiero saber que hacer, ni me exculpo, ni me castigo.

Cuando te abrazaba todo era mejor, cuando me mirabas todo era mejor.
Cuando olía hasta el ultimo bastión de tus terrenos, sin duda todo era mejor.
Por que es difícil, pero se puede. Por que mis desgarradas palabras 
alejaron todo lo que mas me gusta, lo inconcluso me mata,
lo que no sera me ahoga, lo que pudo ser me asfixia.

Pase de un estado a otro sin darme cuenta de los daños.
Y ahora el vacío de las noches me lo recuerda,
el sonambulismo irónico de la verborrea mental culposa 
me retumba como zancudo en el oído,
como presión capitalista de las culpas sicologicas;
me llama la muerte, me llama sonriendo, me llama y me dice que no me escape,
que sin duda es el ultimo escape.

martes, agosto 14, 2012

Enmascarada Sonrisa.


A pesar de las desdichas insolentes que abofetean mi cara, sonrío.
Sin preocuparme de las imágenes paganas de efectos retardados de la moral, sonrío.
No temiendo a la soledad y rehuyendo de toda humanidad, sonrío.
Negando la lágrima de fuego que subyace de las penas más quemantes que en el alma siento, sonrío.

Cuantos papeles olvidados con tintas de verdadero amor, de verdadero sentimiento; Mentí, miento y mentiré, no por amor al arte, si no mas bien por el deseo superficial e indómito de pertenecer a otra casta, la de justos, de correctos, la de los sueños terrenales, la de flores y bombones de amargo chocolate, la de poemas y cartas de amor, la de paseos inconclusos. O me nace o se me muere.

Sonrío ebrio de licores, sonrío sobre humos lisérgicos, sobre desayunos de opio. Sonrío de mi palabrería y de mi inconclusa conciencia, sonrío por esconder mi desencajada presencia. Sonrío para no llorar, para no caer al fondo, sonrío simplemente para engañar a la tristeza, sonrío con paciencia a la espera de una fortuna imaginaria, de billetes de paz, de monedas acariciantes.

Hoy más que nunca, hoy como siempre; ayer fui de alguna, hoy de nadie.

Calibrando culpas


¿En donde estoy ahora? ¿En que punto de la línea me encuentro?
¿Cómo puedo desligarme de las penas ajenas y accionar la decisión?
No le temo al fin ni a la nada, ni le temo al término ni al irme a negro.

¿Dónde esta el paso escondido? ¿Dónde se fue la alegría?
¿Cuándo dejo de ser todo realidad y se torno fantasioso?
Lo se, yo lo provoque, nunca agarré el hilo, y la hebra ahora cada vez es mas corta. 

Entonces no te escuches, no me escuches, ni me escucho más,
se acabó la algarabía de la compleja y enmarañada mente,
ahora que veo la muerte llevarse lentamente a un equivoco,
no creo estar dispuesto a que me la haga a mi, debo renunciar a lo corpóreo, debo reflejarme en luz.

Estúpido, arrogante, individualista, anarquista sentimental, ególatra, egocéntrico, brutal, bestia, animal, maricón, hijo de puta, mierda, inservible, solitario… solitario, solo, te quedaras solo.

Pragmáticamente acertada, en cada una de sus hechicerías, en cada uno de mis temores.

jueves, julio 19, 2012

Miedo a medias.


Existe un precipicio que arroja al cauto,

que siembra y nunca cosecha, que atrae al inocente;

no hay que entorpecer el rumbo con miedos, con quejumbrosas penas.

Es un precipicio denso, culposo, arrogante e insolente.

No es ajeno, por que creado esta por las costumbres y estructuras, y

accionar su destrucción es la manilla correcta de una puerta exacta.

No todos lo ven ni se dan cuenta en el borde de la ilusión nubosa.

Me preguntas como hacerlo, como saltarlo ó como darle la espalda,

te cuestionas en la enredadera, y la imagen de un caballo precipitándose, antes realidad,

hoy imagen, destruye la esperanza, no quedan espacios ni menos vacíos,

porque solo son miedos, de esos que hacen temblar, y es tu propio precipicio el que te hace sudar.

En esta línea vacía de futuro y obligada a ser conceptualizada se esconden las risas, los llantos,

y las cenizas, se esconden en la línea curva recta fondo directa inconclusa, se esconden,

de los conceptos, lloran lágrimas fugaces, lloran miedos perpetuos. El precipicio individual cuesta relatarlo, 

no por que se niegue, si no por que se complementa con las estructuras.

domingo, mayo 27, 2012

Ayerizando

Ayer fuí un mal amor,
un amor olvidado,
un amor desgastado,
fui un perverso amor.

Ayer fuí un llanto de amor,
un amor carcelero,
un amor de traiciones,
fuí un ahogado amor.

Ayer fui un finjido amor,
un amor mimetizado,
un amor de charlatan,
fuí un ventrilocuo del amor.

Ayer fuí un descarado amor,
un amor de lujuría,
un amor desnudo,
fuí un arrogante del amor.

Amores que no tuvieron mi amor.
Amores arrepentidos de amarme.
Amores que no olvidan el desamor.
Amores imposibles de no amar.

miércoles, mayo 23, 2012

"familia"

El lastre genético que algunos tienen de la imagen “familia” es el peso principal que no permite evolucionar ni tener mas ambición que la eterna repetición de ese absurdo concepto.

sábado, abril 21, 2012

Caratula

Lentamente se va el sol en la Capital, rápidamente nos envuelven las luces de faros perdidos, totalmente nos refugiamos en la libertad inconclusa, furiosa, de ojos caídos y pupilas encendidas como la de rabiosos carceleros instigantes  y saboteadores. Es tan cercana la apología y el endiosamiento de criaturas abyectas, tan corto el camino y el río mas negro y encapsulador que jamas recorrí, que las caras de todos se moldean con facilidad y alegoría al semblante de quien ridiculiza sus días con pletórica inocua, con vacía vida.

jueves, abril 05, 2012

Tendedero.


Hoy colge un recuerdo, o por lo menos eso creo,
un recuerdo fugaz pero certero, un recuerdo que no aparece en sueños
de decrepitas noches fundidas a la luna,
lo colge, no lo olvide, lo colge para mantenerlo vivo, lo transforme en recuerdo.

Es un recuerdo claro, de niñez absoluta, de absoluta franqueza,
no lo colge por necesidad, lo colge para que sea un recuerdo,
lo colge para que me inste a mirarlo, a olerlo, a apreciarlo,
es un recuerdo pequeño, de poncho y cara sucia.

Fue en algun minuto una imagen, y eso hacía que no la valorizara con un sentimiento,
y me vino de pronto la gana inmensa de colgarlo en el tendedero de recuerdos,
la sorpresa fue de golpe porque no habían muchos recuerdos colgados, entonces el frío se me vino encima;
durante mucho guarde imagenes y nunca las colge, para que recuerdos sean.

Y entonces ahora me desespero buscando imágenes, buscando las fotos,
las palabras que convergen en un cuadro blanco, color, foto;
y son de un tiempo anterior, el que respiré y en el cual tranquilo reposé,
y no son recuerdos colgados, son imágenes sueltas y tiradas.

La palabra AHORA no me agrada, por que no me gusta la instantaneidad ni el tono de esa expresión.

Los recuerdos son bellos, colgados en el tendedero de un patio verde, tranquilo,
de nubes figurativas y cielos azules y potentes, colgados como cuadros completos,
para rodearlos, para abrazarlos, para sentir el frescor como si fuese el momento exacto,
como recordando a mi Madre en sus juveniles años, abrazándome con su olor a amor.

Me pondré atento a cada recuerdo que necesite ser colgado,
alzare la vista y buscare entre blancos y rojos, entre unos y otros, entre fotos y diaporamas,
intentare no pasar de largo por los momentos tirados y olvidados en el piso, en la pared, en mi bolsillo,
haré de mi tendedero el recolector de recuerdos al que acuda en momentos de ruinas mentales futuristas.

viernes, marzo 23, 2012

Gente, no te pierdas.

La gente se ha llenado de imágenes,
se ha vestido con conceptos y regulaciones.

La gente se agolpa en contra del minutero,
llorando el paso del mal llamado tiempo.

La gente corre y se asusta,
se proclama y se medica.

La gente que ya no provoca
muchas veces es pura boca.

La gente le grita porquerías al vecino,
y no entiende que el de al lado puede ser un buen amigo.

La gente celebra la gloria con ilusas historias,
predicando la vanidad de la solidaridad...

Una moneda no es mas que fundición.

Viven arropados en ideas de control, pensando que lo tienen respiran inmundicia que defienden con emoción, pensando que es avance caminan con la vista perdida, por que admiración la confunden con la idea aberrante de adulación,
                   si supieran que cada concepto escrito es parte creadora del ilusionario mundo en el que respiran.


viernes, marzo 09, 2012

POR TODOS MIS COMPAÑEROS

Corrí vertiginoso por la recta, empolvado, iba con furia acercandome al poste de madera, mire de reojo y le sacaba medio cuerpo de ventaja al Marcelito... era mi oportunidad de salvarlos a todos... al tocar mi palma con el poste, la felicidad inundo mis ojos y de mi boca salio profundo, fuerte y sin pausas el... UN DOS TRES POR MI Y POR TODOS MIS COMPAÑEROS

viernes, marzo 02, 2012

Te fijai?...

El camino esta hecho con ganas de reír,
no te ocultes por que nada ganas,
no te rías por que él se ríe antes y mejor,
no te involucres por que las lagrimas brotan con facilidad.

Admiro el cielo y el paisaje,
por la razón simple y desangrada de la miopía sentimental,
acojo las carcajadas y me hago dueño de la asamblea,
digna de mercenarios del amor.

¿Cuando me miraras con filantropica nostalgia?
¿ Volverás a rezar mi nombre en la ceguedad religiosa del encantamiento?
¿Sabes que no miento, sabes que no permanezco?
¿ Olerás la pimienta y el azúcar?
¿Limaras mis asperezas?
¿ Omitirás mis desdichas?

lunes, noviembre 14, 2011

Pequeña linea memorial del sollozo y la soledad.

Me vi impedido de crecer,
me vi destruido y sin comer,
me vi en el dialecto y en el espacio.

Me borre de la conciencia de los demás,
me borre a cien metros del sol,
me borre mil veces y no volví a leerme.

Nunca alisté sueños ni persecuciones,
nunca recogí lagrimas ni penas,
nunca vi las risas ni oí la salida.

Me avergüenzo de mi descriterio, a cada año mas penosa memoria,
me entristezco en el espejo, cuando en un segundo reconozco mi reflejo.
Pero a memorias llenas vacío el sentimiento,
a ojos llenos de lagrimas, abrazo la desgarrada soledad.
A locos torrentes de petalos cege mi vacía y pesada pasión, la desaparición.

Amarga me envuelve la manta de los secretos del humano,
secretos irresueltos, los de poder, los de conciencia, los de adquisición y de palabrería.
El que huye encuentra puertas, las puertas no nos generan salidas, solo un final que nos ilumina la entrada.

viernes, octubre 21, 2011

Ay!

Ay vida mía! por que me soltaste en este terreno, fértil por naturaleza,
pero sombrío y protegido por la opulencia feudal...

Ay mi vida! por que me dejaste solo sin la fortaleza,
que da el cariño, el amor y el abrazo al prójimo, silente te marchaste y oculta permaneces...

Me quitaré la mascara y responderé a su abyecto discurso, derrumbare sus muros, comeré sus ojos egoístas, quemare sus bolsillos y haré mio sus terrenos...

Ay vida mía que demuestras lo sencillo que todo podría ser... ¿pero quien le enseña amor al carcelero? ¿quien enseña de cariños al injusto? ¿quien le muestra el camino al opresor?

martes, noviembre 16, 2010

Lo que veo, en lo que estoy.

Colados pasan los días en que la soberbia inunda la razón,

la desgracia del pueblo al que le inventan un reflejo inexistente de simpatía y

cooperación. Que horrorosa y falsa imagen la del chileno preocupado

por su prójimo, abrazando una bandera tricolor con olor a sangre, traición y mezquindad.

La micro llena, con el sudor de quien envuelve sus sueños enrielados en el consumo,

le da lo mismo viajar y viajar en sistemas interconectados de mentiras y abuso,

por que él abusa de quien puede, cree que es normal ser penetrado por algún hijo de puta

sobre su cabeza. Desobedezco el estigma de tener que ser alguien, para alguien o per se.

El rincon huele a orina de un extraño, ¿y cuantos rincones apestan a mierda?

cuantos rincones y tangentes saben a la puta idiosincrasia del mestizo chileno.

De la mezcla hispana, germana, gringa, de putas y traidores sale un ser puto y traidor,

que compra lo que le den no por necesidad en su mayoría, si no que por la imagen satisfactoria de un carro lleno.

El efecto transversal de vivir en un territorio con calidad de chileno,

es ser un estúpido arrogante cegado por la vanidad con grandes eslóganes, pero

al final del día con la puta culpa inconlusa y poco clara de ser uno mas dentro del engranaje

imperfecto de una ciudad ploma, obtusa. Desencadenar un caos con esta realidad resulta casi imposible.

Si al final el consumo base es la instantaneidad de cualquier cosa, el fondo se hunde hasta el fondo.

Y no importa ni luchas ni cambios, ni motivos ni ideas, por que en la genetica se instauro la falacia como eje

y las caretas con motivos multicolores como la mas falsa realidad de un pueblo que ya poco pide y exige.

Seccionamos al de al lado y el de al lado nos secciona. Improvisamos amor como improvisamos lugares para mear.

¿Y en que acabara todo esto? ¿ exigiremos libertad de acción en algún minuto? ¿ dejaremos de ser una mierda abyecta y sumisa?

Por lo pronto se puede respirar y caminar a nuestras anchas (con sus margenes), también se puede pensar.

La "nación" encerrada en un territorio solo poetico, puede ser recorrida libertariamente

sin permiso de nadie y si se niegan los permisos, se rompen.

Ya ni las palabras alcanzan para negarse a ser un maldito vendido chileno.

lunes, julio 20, 2009

La vuelta del reves.

Partí desde el punto perdido de los momentos efimeros que ya nadie recuerda,
nunca vi un cuervo comiendo mis entrañas, por que de cuervos a veces me rodeaba
y en cuervo había días en que me convertía, fui hiena y reí como lo hace Satanás en la puerta de las fe de algunos incrédulos, momentos de fiesta y mañanas de hedor profundo hasta el centro de la nariz. Corrí efervecente en busca de un golpe seco y certero, ciego y sordo busque regocijo en donde no estaba, y el vacío me acompaño durante una época, decenio de mi no vida. Mil veces cante y millones de veces alce la copa hasta perderme en el fondo inmune de mis deseos. Que recuerdos de aquellas noches como cuando en los brazos de un río amable desperté y solo llore por no saber que hacia en ese minuto a punto de irme con la corriente y arropado hasta los zapatos que junto a mi se querían ir, no se si es ver la muerte, pero podría haber muerto, como he perdido y he sangrado y he sido pateado por todas mis experiencias y jamas me senté a dilusidar en que terminaria tamaña caminata por lugares por otros recorridos y avanzados a ciencia sierta. De la mano fui compañero y calles y costaneras me acompañaron a acurrucarme sin calor ni menos un brazo como abrazo, me perdía por la necesidad de sentirme solo, y otra vez cuervos sobre mis hombros, que se regocijaban con mi pestilencia y aun así probé lo que era ser el único en un lugar inmenso y repleto, y me caía y me paraba, miraba profundo y hasta las sensaciones me abandonaban, dilatadas mis pupilas y perdido en la sombría propia de mi oscuridad consultaba si era necesario cambiar de opinión y si aquel árbol volvería a regalarme la caída de una hoja como alguna vez lo hizo.
No es fácil, ni nunca nadie lo dijo, caminar por el borde del precipicio, sentir el viento golpear tu cara, con esa frescura de libertad, no es fácil recorrer caminos y que las piedras se vallan cayendo y otros las recojan o decidan dejarlas en el suelo, de donde no son. Nadie dijo que esta vida estaba amoldada y que debíamos creer en el destino, por que yo soy la luz y nunca me negare a entregarte mi luminoso calor, Diría "DIOS" algo como lo anterior. Yo fui el creador de lo que caminó solo y de el que en la calle a veces terminaba por gusto y nunca por necesidad, yo he sido creador de situaciones penosas y de las que no me podre desligar jamas, por que serán las que me lleven a dormir bajo el árbol del cerro de pastos frondosos para calmarme y calmarte, para terminar de un vez con la creación adolescente del superheroe que no muere. Por que al fin creo, y al fin junte semillas de cada rincón, y por que el saber cuesta, mas aun cuando se vivió pensando en una verdad única y absoluta, que me lleno de dudas y de experiencias, me enfrente a un espejo de hierro, me encontré con mi verdad de frente y no saliendo de mi boca, salieron como cuchillos de verdad, y a todos nos corta alguna ves la vuelta al revés.
Volveré algún día a festejar con mi copa, pero ya no llena de amargos momentos, ni lágrimas ardientes; nunca mas con tu pena ni con la mía, volveré a brindar por tu locura bella y mi antigua armonía.

martes, mayo 26, 2009

Sentencia infinal

Unánime es la desicion que se ha tomado hoy...

en la que no habrá mirada sobre el hombro para cambiar nada...

hoy sentenciamos tu futuro y lo guiamos al camino que elegimos....

y no digas nada, no nos hagas reír con suplicas y gritos desesperados...

necesitamos tu piel y la tomaremos a la fuerza...

con pequeñas intervenciones en los pliegues escondidos de tu inmundicia...

llagas poco profundas pero largas, que dejaran ver el rojizo color de tu dermis...

brillante y llena de polen incestuoso, absurdo sera tu dolor de principiante...

no reiremos sin gozo y no bailaremos sobre tu tumba sin ver años de tus retorcijos...

y bailaras junto a tu perra alma sedienta de liquido febril, vestida de falda y promiscuidad...

te enfermaras y sudaras y solicitaras y clamaras y seras mudo y sentirás dolor...

nos pagaremos con sencillo para no darte vuelto y miraremos tu lucha desde el burdel...

hoy tocaremos tu puerta y abrirás alegre y saltaras por ver lo que hay detrás de la mascara...

seras parte de este sacrilegio y acabaras de rodillas por la desicion unánime...

pagaras tus deudas y lo harás por todos, seras martir para unos... cadáver para el resto.



El día acabara con el grito sepulcral de tus labios zurcidos.